Skip to content

RUMBOS DE NAVEGACIÓN A VELA





1.- Ceñida.- es el rumbo que más nos acerca al viento, navegando con velocidad y con las velas portando o hinchadas. Para ello, cazaremos o tensaremos las velas bastante, acercándolas lo más posible al centro de crujía del barco, buscaremos el menor ángulo posible contra la dirección del viento, suele oscilar entre 40-45 º. Con poco viento navegaremos con las velas hinchadas, conforme sube el viento vamos orzando o punteando, buscando el límite hasta que el foque o génova empiece a deshincharse el grátil o la parte delantera de la vela. El carro de la mayor lo llevaremos un poco a barlovento con poco viento y lo iremos bajando conforme vaya subiendo el viento y la escora. La contra la llevaremos presentada, sin tensión. Si podemos regular la tensión del estay con el backstay, lo tensaremos a tope para intentar que el estay esté lo más recto o con la menor comba posible, para intentar ceñir lo máximo. 

2.- Descuartelar.- es una ceñida abierta, con las velas un poco más sueltas que en la ceñida. Es un rumbo intermedio entre la ceñida y el través, los grados aproximados con respecto al viento son de 55-75 º. Si llevamos un reacher a bordo con un puño  de escota alto, es el momento de ponerlo para sacarle el máximo partido a esta vela. Amollamos un poco de backstay dándole un poco de bolsa a la vela de proa. Es muy recomendable ponerle una pasteca o polea a la escota del génova en la regala para abrir la baluma de la vela de proa y a su vez poder soltar un poco más de mayor, al abrir el canal entre las dos velas. Además empezamos a bajar el carro de la mayor y templamos la contra.

3.- Través.- es el rumbo que realiza el barco cuando el viento viene de costado o a 90º de la dirección del viento, las velas las llevamos más sueltas que en el descuartelar, para conseguir mayor velocidad. A partir de este rumbo hasta la empopada es cuando podemos navegar con el spinnaker o gennaker, cuando izamos el spi con viento tenemos que bajar los puños de escota y de braza para controlar mejor el barco. El carro lo llevamos más a sotavento y cazamos más la contra para impedir que la botavara se levante y la mayor tenga un excesivo twist o alabeo. El backstay lo soltamos un poco más. 

4.- Largo.- en este rumbo, ya nos empieza a entrar el viento por la aleta del barco, las velas las llevaremos bastante amolladas o sueltas pero siempre hinchadas, las colocaremos perpendiculares al viento. El carro de la mayor amollado al máximo a sotavento. El rumbo de entrada del viento oscilará entre 120 a 160 º. Con poco viento navegaremos un poco más orzados buscando velocidad y conforme suba el viento podremos ir cayendo. El backstay va más suelto, el palo que esté recto y la contra más cazada controlando la forma de la baluma de la mayor. Con viento debemos trasladar los pesos y la tripulación hacia popa.

5.- Popa o empopada.- es el rumbo en el que el viento nos entra por la popa o detrás, el viento nos entrará a 180º. Vamos navegando en la misma dirección del viento, izaremos el spi si lo tenemos, pero si sólo tenemos el gennaker optaremos por ir a un largo en lugar de popa, ya que conseguiremos ir más rápidos y llevar el gennaker hinchado. La popa es un rumbo lento con poco viento y nos compensará orzar un poco, acercarnos al largo nos hará ir más rápidos, llegaremos antes al sitio aunque hagamos más millas. El backstay estará bastante suelto y si podemos llevar el palo inclinado hacia proa mejor, conseguiremos ganar sotavento. La contra la llevaremos cazada para tener bien controlada la baluma de la mayor. Amollamos las velas bastante y ponemos el tangón del spi casi perpendicular al viento. En navegación de crucero, podemos navegar en "orejas de burro" que consiste en llevar la mayor en una banda y el foque o génova en la otra, así conseguiremos que la mayor no desvente la vela de proa al llevarla a la otra banda o lado, y le pondremos un tangón para que porte o se llene de viento perfectamente. El peso y la tripulación lo llevaremos hacia popa conforme vaya subiendo el viento, para asentar la popa y hacer más gobernable el barco.